Fundación Galletas Coral

DEVOLVER ALGO DE LO RECIBIDO

En 2016 José Luis Solana puso en marcha la Fundación Galletas Coral. Es la forma en la que puede conjugar dos pasiones: su amor por Miranda de Ebro y su comarca y su deseo de cuidar el medio ambiente y de apoyar todo lo que suponga un beneficio para la sociedad. “Después de tantos años de trabajo y consolidada la fábrica, explica José Luis, algo de lo que has creado y recibido de la sociedad y de la ciudad parece que estás obligado a devolverlo”.

Cerro de la Picota

LA REPOBLACIÓN DEL CERRO DE LA PICOTA

El primer proyecto de la Fundación recupera medioambientalmente un espacio emblemático de Miranda: El cerro de la Picota. José Luis recuerda las cuevas donde jugaba de chico, su campo de fútbol y que era el lugar donde se celebraban las merendillas del segundo de Pascua… Repoblar de árboles el cerro había sido una antigua idea que ya lanzó hace más de 30 años al ayuntamiento. Por múltiples razones, ese deseo nunca se hizo realidad por completo - pese a algunas iniciativas con las que se plantaron algunos centenares de árboles - y tan pronto como puso en marcha la Fundación, José Luis retomó su viejo sueño.

Con la colaboración desinteresada del ingeniero técnico forestal Gonzalo Tobalina Gutiérrez, que ha realizado el proyecto técnico, se han plantado 3.500 árboles en la meseta central y en las laderas norte y sur. Muchos de estos árboles están “tutorizados” y llevan los nombres de amigos y vecinos de José Luis. El proyecto se completa con un mirador volado, diseñado por el estudio mirandés de arquitectos Zárate, que cuenta con un antepecho de cristal y un pupitre de acero, en el que se verá el perfil de las cumbres del entorno de Miranda en 180 grados. Un aparcamiento, varios senderos y la posibilidad de utilizar el ascensor que sube al castillo para acceder al mirador, facilitan el acceso de los visitantes a este punto que se convierte así en un nuevo atractivo para la ciudad.

“Mi afán siempre ha sido crear y crecer y ahora sigo queriendo vivir y crear.”

OTROS PROYECTOS

La Fundación Galletas Coral tiene otros proyectos en marcha.

Ha contribuido con una donación a la labor del investigador Diego Clemente, que en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo dirige su propio grupo de investigación buscando desde hace 12 años la cura a la esclerosis múltiple.

Y junto a otra gran empresa nacida en Miranda, Aciturri, y con la colaboración de la Universidad de Burgos y la Fundación Caja Burgos, apuesta por la formación en las últimas tecnologías de los jóvenes y niños mirandeses con una sala de robótica en la que estos podrán familiarizarse con las técnicas que están cambiando el mundo.

Por medio de la Fundación Galletas Coral, José Luis Solana sigue haciendo realidad sus sueños: “Mi afán siempre ha sido crear y crecer y ahora sigo queriendo vivir y crear.”